15/07/2020

Iberostar reabre 45 hoteles en todo el mundo

news-main.1594755027.jpg

Espera incrementar el número de hoteles operativos en función de la reapertura de fronteras, de la reactivación de la demanda y la conectividad aérea

Los hoteles del Grupo Iberostar empezaron su desescalada en junio con la apertura del Iberostar Cristina, en Mallorca, que participó en el programa piloto del mercado alemán. La cadena avanza ahora su calendario y arranca la reapertura escalonada de 45 hoteles en nueve países de todo el mundo, a lo largo del verano, empezando por Europa y el Mediterráneo.

La desescalada, que comenzó en el Iberostar Cristina (Mallorca) el pasado junio, permitió a la cadena recibir a sus primeros clientes locales e internacionales y poner en práctica los nuevos protocolos y medidas de seguridad e higiene que ha elaborado junto a su Consejo Asesor Médico (CAM).

Tras esta primera apertura, Iberostar está retomando de forma gradual la actividad de sus hoteles en Europa y en el resto de destinos internacionales. En Europa y Mediterráneo, la compañía está operativa en Montenegro y Túnez además de España (Mallorca y Andalucía); y en América, se han abierto cuatro hoteles en Cancún, Riviera Maya y Riviera Nayarit (México) y uno en Jamaica.

Durante los meses de verano, Iberostar tiene previsto abrir más de 45 hoteles en algunos de los destinos donde ya opera, como Baleares, Canarias y Mallorca, Montenegro y Túnez. Grecia, Portugal y Marruecos se sumarán a las aperturas en Europa y Norte de África y Cuba en América
La cadena hotelera "afronta con ilusión este ambicioso calendario para los próximos meses" y espera incrementar el número de hoteles operativos "en función de la reapertura de fronteras, y de la reactivación de la demanda y la conectividad aérea".

Innovación para la reapertura

La cadena "analiza con cautela las directrices y normativas sanitarias de cada país en los que opera", y está en contacto permanente con los principales partners en cada destino para reactivar mercados y destinos según la evolución de la pandemia. Mientras tanto, se afana en preparar sus hoteles incorporando la circularidad en el proceso de renovación de su planta hotelera.

Es el caso, por ejemplo, de la reforma realizada en el Iberostar Royal Andalus, que emplea sensores que miden el CO2 emitido en cada espacio y el agua consumida, optimizando así la gestión de sus residuos e incorporando instalaciones de última generación para minimizar el empleo de recursos naturales; o el caso de la reforma del Iberostar Club Cala Barca, que ha creado un nuevo espacio de entretenimiento con los máximos estándares de ejecución (reaprovechamiento de materiales, recursos hídricos, etc.), midiendo la huella de carbono emitida y compensándola.

Junto a su Consejo Asesor Médico (CAM), que cuenta con reconocidos expertos en salud pública, seguridad sanitaria, virología y epidemiología, la compañía mallorquina ha diseñado más de 300 medidas de seguridad sanitaria, que se engloban bajo los cuatro principios How We Care: entorno seguro, estándares de higiene, espacio social y experiencia innovadora.

Todas ellas se han diseñado manteniendo el compromiso de la compañía con las políticas de circularidad que impulsa a través de su movimiento Wave of Change para la protección del medio ambiente y los océanos. La puesta en marcha de estas medidas tiene como objetivo fundamental "innovar en salud y seguridad para crear resiliencia a largo plazo, ofreciendo una experiencia excelente", según la cadena.

El regreso de Grupo Iberostar "transforma la experiencia y aprendizaje de la Covid-19 en una oportunidad para reconstruir un sector turístico más responsable y sostenible". La compañía mallorquina colabora, para ello, con instituciones como la Organización Mundial de Turismo, el Foro Económico Mundial y One Planet, entre otras, siendo la principal compañía turística española involucrada en este proceso.

(Foto: Iberostar Selection Playa de Muro Village)

Fuente del articulo : https://frama.link/qPtnkNc1